Retos de los países de las Américas para cumplir con la notificación de medidas tomadas frente a la pandemia del Covid-19

Colaboradores

La proliferación de medidas económicas y comerciales para hacer frente a los efectos de la pandemia hace que sea más importante que gobiernos, empresas y consumidores cuenten con información amplia y actualizada acerca de estas medidas, y asegurarse de que los países respeten los compromisos adquiridos ante la Organización Mundial del Comercio (OMC). La información se convierte en un bien público aún más valioso en el contexto mundial actual, en el que los países están respondiendo al impacto de la pandemia del Covid-19.

Con esta motivación, el IICA ha realizado un estudio que forma parte de dos esfuerzos que se complementan entre sí: uno es apoyar a los países miembros en el cumplimiento de las obligaciones de notificación establecidas en el Acuerdo sobre la Agricultura (AsA) de la OMC y dos, mejorar la participación de los países en el Comité de Agricultura de la OMC. El IICA es observador ante el Comité de Agricultura de la OMC, donde se vigila el cumplimiento del AsA y se discuten las medidas que pueden afectar el comercio agrícola. Las organizaciones observadoras contribuyen a la voluntad de los Miembros de la OMC de cooperar para una mayor coherencia de la política económica mundial. 

La notificación de compromisos y medidas tomadas es una obligación de los países miembros de la OMC.

Las notificaciones de la OMC responden a la obligación que los gobiernos tienen de informar (en forma y en tiempo) los compromisos y medidas que pueden afectar el comercio internacional de bienes y servicios. Este requisito busca garantizar la transparencia necesaria para vigilar el cumplimiento de reglas para la previsibilidad y mejor funcionamiento de los mercados. Además de ser una obligación legal, las notificaciones son clave para el buen funcionamiento del sistema multilateral y del comercio agrícola; en esta área, los países deben presentar información en cinco grandes rubros de medidas relacionadas con: 

  • acceso a los mercados, 
  • ayudas internas, 
  • subvenciones a las exportaciones, 
  • prohibiciones y restricciones a las exportaciones y 
  • ayuda alimentaria.

La transparencia es uno de los principios clave de la OMC y tiene un papel central en la vigilancia del cumplimiento de sus reglas. La misma ha adquirido una creciente relevancia en la OMC, ya que contribuye a la toma de decisiones políticas y empresariales sobre el entorno económico que cambia constantemente y de manera rápida, tal y como se ha demostrado con el Covid-19. Sin embargo, los países han manifestado ante el Comité importantes áreas de mejora en el proceso de informar las medidas en tiempo y en forma. Así, han llamado a la cooperación y a intensificar el trabajo de las notificaciones, las cuales garantizan la transparencia y obligan a los países no solo a dar a conocer sus medidas mediante sus diarios oficiales, sino también a facilitar esta información a la Secretaría de la OMC, quien la distribuye a todos sus 164 Miembros. 

El Comité de Agricultura es el órgano encargado de supervisar la aplicación del Acuerdo sobre la Agricultura.

La participación de los países en las reuniones del Comité de Agricultura es clave ya que, en las mismas, los países miembros de la OMC intercambian información, se hacen preguntas sobre las políticas agrícolas notificadas y plantean preocupaciones sobre las políticas agrícolas de los demás. El Comité se reúne 3 - 4 veces al año en Ginebra, Suiza.

El Comité de Agricultura es el órgano encargado de supervisar la aplicación del Acuerdo sobre la Agricultura. En él, los miembros de la OMC intercambian información, se hacen preguntas sobre las políticas agrícolas notificadas y plantean preocupaciones sobre las políticas agrícolas de los demás. El Comité se reúne 3 - 4 veces al año en Ginebra, Suiza.

El estudio del IICA identifica retos y oportunidades de colaboración y cooperación técnica de los países.

El estudio del IICA identifica acciones de cooperación técnica para responder a retos, oportunidades y necesidades que los países miembros tienen para mejorar su participación en el sistema multilateral de comercio. La información se recolectó a través de la aplicación de un cuestionario de preguntas relacionadas con sus compromisos de información sobre las medidas en agricultura (obligaciones de notificaciones) y la participación en el Comité de Agricultura. Además, se hizo una recolección y análisis de datos relevantes de los países, incluyendo las notificaciones que estos han presentado a la OMC y datos sobre la importancia del sector agrícola en cada país. Finalmente, se realizaron consultas informales a expertos en los temas tratados para complementar los análisis de la encuesta y de los datos recopilados.

El cuestionario se aplicó a funcionarios a cargo de las áreas de comercio o agricultura de los países miembros para el cual se obtuvo respuesta de 15 países. 

El ejemplo de Bolivia caso de Bolivia

En octubre de 2019 se observó un desarrollo positivo en Bolivia: este país presentó a la OMC todas las notificaciones agrícolas que tenía pendientes, correspondientes a las áreas de ayudas internas y subvenciones a las exportaciones. En el área de ayudas internas, Bolivia actualizó más de 10 años de información faltante.

 

“Ante los grandes retos asociados al COVID-19, la información se convierte en un bien público aún más valioso: la proliferación de medidas económicas y comerciales para hacer frente a los efectos de la pandemia hace que sea más importante que gobiernos, empresas y consumidores cuenten con información amplia y actualizada acerca de estas medidas, y asegurarse de que los países respeten los compromisos adquiridos ante la OMC.”

Retos para cumplir con sus obligaciones de notificación

De las respuestas al cuestionario se derivan como principales retos que enfrentan los países de las Américas para cumplir con sus obligaciones de notificación en el área agrícola los siguientes: 

  • dificultades para recolectar la información a notificar; 
  • falta del personal especializado; 
  • problemas para determinar cuáles medidas o políticas deben ser notificadas; 
  • complejidad de la información a notificar o del proceso de preparación de las notificaciones; y 
  • problemas de coordinación entre las instituciones nacionales. 

“La coordinación interinstitucional y el compromiso político con la OMC de las autoridades al más alto nivel han sido los principales factores de éxito que han ayudado a varios países del continente a tener un buen desempeño en el cumplimiento de las obligaciones de notificación.”

Los países enfrentan obstáculos para una participación efectiva en el Comité de Agricultura de la OMC.

Los países también enfrentan dificultades que pueden obstaculizar su participación en el Comité de Agricultura. Entre ellas se encuentran:

  • falta de recursos para financiar la participación presencial de expertos en las reuniones; 
  • falta de personal especializado y la alta carga de trabajo del personal existente en las instituciones responsables; 
  • falta de capacidad técnica para analizar la información del Comité; 
  • problemas de coordinación entre instituciones nacionales, y 
  • falta de departamentos dedicados a la OMC en los ministerios responsables.

“Un buen funcionamiento de los órganos de la OMC, con una participación plena tanto de países en desarrollo como desarrollados, envía una fuerte señal positiva acerca del funcionamiento del sistema multilateral de comercio.”

Adicionalmente, de las respuestas de los países al cuestionario sugirieron acciones que les ayudarían a mejorar su desempeño tanto en el cumplimiento de las obligaciones de notificación como en su participación en el Comité de Agricultura. Entre las acciones mencionadas están: 

  • fomento de la cooperación e intercambio de buenas prácticas para enfrentar las dificultades; 
  • unificación de esfuerzos regionales para seguimiento y análisis de la política comercial; y
  • capacitación técnica y acompañamiento en la elaboración de notificaciones y análisis de políticas agrícolas, entre otras;
  • asegurarse de que las actividades de capacitación lleguen a las instituciones directamente responsables de notificar las políticas que se utilizan. Esto incluye capacitar directamente al personal de los Ministerios de Agricultura, para que puedan preparar la información en la forma requerida por la OMC; 
  • fomentar la cooperación y el intercambio de experiencias entre países amigos para compartir buenas prácticas y dar a conocer las acciones que han implementado para hacer frente a las dificultades;
  • promover un compromiso con la OMC de las autoridades nacionales al más alto nivel, y fomentar la participación de expertos de las capitales en los foros en Ginebra y una buena coordinación con los delegados de las misiones ante la OMC;
  • aprender haciendo: aprovechar la propia participación del país en el Comité de Agricultura como un mecanismo de aprendizaje;
  • unir esfuerzos a nivel regional para dar seguimiento a las políticas comerciales agrícolas y entender mejor su funcionamiento y su impacto;
  • promover un trabajo conjunto y coordinado de las instituciones nacionales involucradas y concientizar más al sector privado acerca de la importancia del Comité de Agricultura como foro en el que se discuten políticas que tienen un impacto sobre su actividad;
  • brindar capacitación técnica y acompañamiento post-capacitación entre la OMC y el IICA;
  • modernizar las herramientas de aprendizaje existentes en cursos de política comercial; y
  • fortalecer las instituciones responsables de elaborar las notificaciones y analizar las políticas agrícolas mediante la creación de un departamento dedicado a la OMC.

El IICA puede jugar un rol muy importante complementando los esfuerzos y acciones de la OMC. 

El IICA puede complementar los esfuerzos y acciones de la OMC con una visión regional de los temas comerciales que involucran a los países.  Con base en el estudio realizado, se identificaron algunas posibles acciones de cooperación técnica del IICA entre ellas:

  • conducir foros de discusión y promover el intercambio de buenas prácticas;
  • realizar talleres nacionales o regionales de capacitación, y brindar asesoría para aclarar dudas específicas;
  • organizar sesiones informativas virtuales previas o posteriores a las reuniones del Comité, en las que se comparta información sobre las discusiones y se dé apoyo en el análisis de temas o productos de interés, incluyendo la preparación de documentos de apoyo (tales como boletines o notas informativas) y la difusión de las herramientas existentes.

 

Adriana CamposAdriana Campos Azofeifa es especialista del Programa de Comercio Internacional e Integración Regional del IICA. Posee un Máster en Administración de Empresas con énfasis en mercadeo y es licenciada en Relaciones Internacionales con énfasis en comercio internacional.


* La autora agradece el apoyo técnico de Adriana García, Nadia Monge y Daniel Rodríguez

 

Nota: Las opiniones expresadas en este blog son responsabilidad del autor y no reflejan necesariamente la opinión del IICA.

Añadir nuevo comentario

Digite su correo electrónico.

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si usted es un visitante humano y para evitar envíos automáticos de spam.