COVID-19 en las Américas: ¿Un problema de salud pública, o una Zoonosis?

Colaboradores

Estrategia de integración de ciencia, política y economía

Las recientes epidemias SARS (2003), H1N1 (2009), MERS (2012), Ébola (2013) y COVID (2019), creo que emergieron porque fracasamos en integrar las ciencias vinculadas a la salud, la agricultura, el medio ambiente y la economía.

El nuevo virus COVID-19 causará en las Américas un terrible desastre sanitario y económico, si el distanciamiento social no se aborda desde la perspectiva científica de gestión de riesgos geográficos y por actividad económica que incorporó el abordaje interamericano por impulso del IICA: regionalización, zonificación, compartimentalización y análisis de riesgos y puntos críticos de control.

El control de la epidemia de COVID-19 en China y en otros países nos permitió conocer distintos parámetros para poder controlar e interrumpir la circulación del virus a tiempo, como las formas de contagio, el tiempo de incubación, la gravedad de los síntomas, etc.

Con estas premisas, las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se basan en la estrategia china: test, aislamiento y rastreo de contactos. En países desarrollados se puede usar esa estrategia, pero nosotros no tenemos suficientes pruebas de PCR, y lo peor es que no tenemos ni tendremos, mecanismos masivos y éticos para impedir que nuestros jóvenes asintomáticos, que viven hacinados con hijos, padres y abuelos, no rompan la cuarentena para ir a ganarse el pan para sus familias. Tenemos que aplicar sabiamente las recomendaciones de la OMS: con los parámetros chinos y nuestra historia americana desarrollar una estrategia propia.

Dificultado el camino de testeo y aislamiento, pero sin abandonarlo, los países han decidido medidas de inmovilización o cuarentena parciales o totales. Se busca ganar tiempo. Aunque estas cuarentenas no se aplicaron efectivamente en barriadas económicamente vulnerables sino en zonas residenciales favorecidas de nuestro desigual continente, la estrategia hasta ahora sumó porque los primeros casos COVID-19 son importados y de alto ingreso. Se ganó tiempo para preparar a los servicios de salud y eso es loable. Pero insostenible. Tarde o temprano COVID-19 llegará a los barrios pobres.

A la fecha (14 de abril de 2020) se empiezan a levantar cuarentenas y hay peligro de un rebote incontrolable: los ricos contagiando a los pobres y estos entre sí. El Director de la OMS alertó que el levantamiento puede ser fatal si no se dan seis condiciones:

Transmisión controlada, servicios médicos disponibles, riesgo de brotes en entornos especiales minimizado, escuelas y lugares de trabajo esenciales con medidas de prevención, riesgo controlado de importación de casos y comunidades absolutamente consustanciadas con la transición. Es supuesto sobre supuesto sobre supuesto. Con todo respeto, en el contexto de América esta es una fórmula de fracaso si no se aplica con cierta inteligencia. Me recuerda a los planteos para levantar la vacunación anti-aftosa en  países de América del Sur en el 2000.

Para que las medidas recomendadas por la OMS sean factibles en las Américas, el sector salud debe apoyarse en la gestión de riesgos que forma el acervo técnico de los organismos del Sistema Interamericano:

  • Invitar a los estados desarrollados y a los sectores empresariales a solventar a universidades y grupos de investigación para desarrollar mecanismos para categorizar el riesgo geográfico y por actividad.
  • Acelerar el desarrollo de tecnologías celulares de consejería cuarentenaria y trazabilidad de casos y contactos de COVID-19.
  • Basándose en la categorización del riesgo aplicar medidas de inmovilización y aislamiento proporcionales y estratégicas. Medidas extremas éticas sólo para ciertas áreas geográficas por cortos períodos y fuertemente subsidiadas si necesario.
  • Acelerar el desarrollo de testeos poblacionales para categorizar riesgos, de testeos individuales para certificar recuperación, de esquemas de tratamiento y de vacunas.
  • Invitar a los sectores empresariales a presentar planes de reanudación de actividades basados en protocolos documentados de análisis de riesgos y controles críticos verificables por entidad autónoma. Ayudar desde los estados a los sectores de la economía informal a hacer lo mismo.
  • Levantar sanciones a Cuba y Venezuela para enfrentar la pandemia, también allí.

Cuanto antes empecemos antes terminaremos: es urgente que el sistema interamericano: el IICA, el BID, la OPS y la OEA trabajen juntos en llevar las herramientas que las Cumbres de las Américas acordaron políticamente para resolver problemas de la economía, el desarrollo, la producción, el comercio y la salud bajo el marco de un órgano delegado de la Cumbre de las Américas integrado por representantes de los países. El secretariado de las agencias del Sistema Interamericano debería formar un mecanismo ad hoc de integración para asistir el mandato dado por el mencionado órgano y generar las condiciones para primero controlar, y luego cortar la transmisión de COVID-19.

* Bernardo G. Cané es Médico Veterinario, consultor privado de organismos internacionales y empresas. En el sector público en Argentina se desempeñó como presidente del SENASA (Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria); Subsecretario de Desarrollo Sustentable de la Secretaría de Recursos Naturales, y presidente del Concejo Deliberante de la Municipalidad de Lincoln, Provincia de Buenos Aires.

Nota: Las opiniones expresadas en este Blog son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la opinión del IICA.

Comentarios del blog

Abel Octavio
Mié, 15/04/2020 - 07:25

Buen día
Considero que, a esta altura de las circunstancias, el COVID19 es y va a ser por años el problema más grave que afecta la Salud Pública.- Creo que a consecuencia de la fuerte e inmediata transmisión horizontal que tiene esta pandemia, que sea de orígen zoonótico pierde relevancia.-
Coincido con la visión del Dr. Bernardo Cané así como también con las recomendaciones que plantea para las Américas.-

Carlos Trapani
Mié, 15/04/2020 - 07:27

Bernardo
Bueno el artículo
.
Bien logrado y redactado.
Fundamentos sólidos y fácil de entender.
Me parece interesante la conclusión de aprender y utilizar la experiencia de otros países con diferentes condiciones socioeconómicas y sumando nuestras experiencias adecuarlas a nuestra realidad.

Mario Veron Guerra
Mié, 15/04/2020 - 07:41

Interesante propuesta de Bernardo Cané, el sistema multilateral debe funcionar especialmente en cuestiones sanitarias coincido que se debería dotar a todos los organismos de una nueva institucionalidad que abarque controles más eficiente.

También sería importante iniciar una discusión En materia de los doble estándar especialmente en países como China en lo que hace a la importación y en la producción interna de alimentos.

Como dice Bernardo el sistema de cooperación nos ayudará a salir más rápido de esta situación

Leopoldo Estol
Mié, 15/04/2020 - 07:57

El #COVID19 #2019nCoV nos ofrece a los sanitaristas humanos y veterinarios la ejemplificación exacta del concepto #UnaSalud en el cambio de paradigma de la #SaludPública tradicional.
Y además nos muestra con impresionante certeza como los cambios en el movimiento de personas logran globalizar una enfermedad a una velocidad inusitada.
No habrá ni una solución ni una voz que acerque certezas en forma aislada. Organismos e individuos deben volcar sus recursos, propuestas y energías a un objetivo que nos devuelva a la antigua y olvidada propuesta de Alma Ata: Salud para Todos, pero ahora, ya, en el 2020.
Rescato la síntesis del Dr. Cané por lo técnica y lúcida: adaptemos lo exitoso de China pero con la impronta cultural latino americana.
Fortalecer un Organismo Interamericano conjunto es imperativo.
El IICA tiene en sus manos una herramienta no solo técnica sino histórica.
Cambiemos lo sugerido por Ortega y Gasset, ya no es " Argentinos" sino que DEBE ser "Latinoamericanos, A LAS COSAS!"

Leopoldo Estol
Médico Veterinario
Diplomado en Salud Pública

Carlos Mack
Mié, 15/04/2020 - 08:16

Muy buen articulo que analiza la situación actual y ofrece una estrategia concreta de acción. Inclinado a negar que se levanten las restricciones a Cuba y Venezuela, me veo obligando a aceptar esa sugerencia visto que al final de cuentas son los estratos más pobres los que sufren más en crisis cómo la wie estamos enfrentando actualmente.

Victor Arrua Maidana
Mié, 15/04/2020 - 08:30

Coincido plenamente con el Dr. Cane ya no puede seguir interviniendo un problema de salud publica en compartimientos independientes se tiene que abarcar en forma multisectorial Salud Humana, Animal, Vegetal y Medio Ambiental.

Alfredo Oelrichs
Mié, 15/04/2020 - 08:39

Exelente Dr. Cabe. La única forma de luchar y ganar esta guerra es unidos y hablando un mismo idioma, dejando de lado hoy los ideales que no ayudan solo separan. Recuerdo muy bien la lucha del 2000 contra la fiebre aftosa, de la cual tuve participación y orgulloso de haberlo hecho, donde se demostró que coordinados , concientizados , con medios disponibles y como UD dijo orinando por sobre todo la ética y el profesionalismo se puede. Muy cierto de los sectores vulnerables que pueden llegar a sufrir mucho más y nuevamente comparando aquella epopeya en el oeste de Formosa donde algunos colegas dejaron parte de su vida , por eso la comparación la gente pobre y humilde hoy con este problema y en aquel momento los productores con la misma situación. Saludos y felicitaciones Dr.

Roger Soruco
Mié, 15/04/2020 - 11:20

Excelente,muy buen enfoque,las asimetrías económicas latinoamericanas nos marcan una realidad incontrastable,sumado a todo ese panorama las inequidades a nivel social se suman para un cóctel explosivo,el Mundo ante un cuadro único!!!!

Juan Pedro Bergaglio
Mié, 15/04/2020 - 11:54

Hola buenas tardes. Es muy importante el trabajo conjunto que plantea el Dr. Cané; el adecuado funcionamiento e interacción de todos los actores que conforman al ambiente organizacional (con un importante desarrollo del ambiente institucional) será de vital importancia para afrontar esta actualidad que nos toca transitar. Y es importante también hacer hincapié, como señala el Dr. Cané, en la adaptación de los sistemas planteados a la realidad que reina en argentina.

José Luis Ouviña
Jue, 16/04/2020 - 08:48

Muy buen artículo del Dr. Cane, comparto totalmente su visión. Un claro desarrollo de la esencia o concepto del mismo, el análisis de riesgo y la implementación de sus resultados, para afrontar la pandemia del COVID 19 nos muestra lo alejado que hoy estamos, como país y como sub continente, de abordar aquella con una estrategia de ese tenor. Quizás en la urgencia del día a día se esté trabajando de esa forma en nuestro país, no lo veo así a nivel continental; pero cuando digo "alejados" me refiero a la ausencia de esa estrategia como política de Estado, en la que todos los organismos públicos que deben estar involucrados bajo el concepto de UNA SOLA SALUD trabajen coordinadamente en propuestas de largo plazo en las que la PREVENCIÓN debería ser una prioridad.

Luis Villa
Vie, 17/04/2020 - 11:32

Muy buena columna de opinión del Dr. Cané. Se requiere actuar como un sistema, logrando el mejor resultado posible gracias a complementar los recursos dispersos.

En el caso del Comité asesor del Presidente de la República Argentina, es imperioso que su composición varíe, se incremente en cantidad y diversidad de integrantes. Se requiere la imprescindible visión desde la Medicina Veterinaria así como la de la Economía.

No es una opción inteligente apelar sólo a "achatar la curva". En un caso tan contagioso como éste, el colapso del sistema sanitario sobrevendrá inevitablemente si no se toma un conjunto de medidas que incluyan testeos individuales y de pooles, rastreos de contactos, aislamientos, análisis y medidas sobre los puntos críticos.

Claudio Sabsay
Sáb, 18/04/2020 - 11:49

Muy interesante y directo a los puntos en cuestión. Vale la pena atender estas propuestas de una persona con amplia experiencia tanto en el sector publico como privado

Emerio Serrano Ramirez
Dom, 19/04/2020 - 09:29

El Dr. Cané, aborda aspectos muy importantes y que comparto, que están siendo comprobados en las distintas formas de actuación de los países de la Región. La salud pública es un derecho universal, que debe ser asumida por los gobiernos, independientemente de su sistema politico. Se debe asumir por todos los países el concepto de UNA SALUD. La preparación integral de los sistemas de salud pública, veterinaria agricultura y medio ambiente, entre otros con el principio de la prevención, el analisis de riesgo, la preparación de los factores para una efectiva acción de respuesta y posterior resiliencia. A pesar del bloqueo a Cuba, que es repudiado por la comunidad internacional y los principales organismos internacionales, nuestro país asume el control de la epidemia con resultados favorables y practica la Solidaridad con el envío de mas de 500 medicos, enfermeros y técnicos que apoyan los servicios medicos y a la población de 22 paises de America, Afica y Europa. Compartir lo que tenemos y no lo que nos sobra, es un ejemplo que debe ser imitado. En momentos de crisis, como la que atravesamos. Llas guerras, conflictos y boqueos deben cesar. Este reclamo lo han expresado, el Secretario General de la ONU, el Director General de la OMS, el Papa Francisco y muchos lideres de distintos países. A pesar de las graves consecuencias en el orden económico, político y social que nos dejará esta pandemia, considero que también nos dará muchas enseñanzas en los aspectos que se deben cambiar y rectificar para un buen desarrollo de la sociedad en el futuro de las naciones. "Un mundo mejor, es posible."

Añadir nuevo comentario

Digite su correo electrónico.

Texto sin formato

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Las direcciones de correos electrónicos y páginas web se convierten en enlaces automáticamente.
CAPTCHA
Esta pregunta es para probar si usted es un visitante humano y para evitar envíos automáticos de spam.