El comercio internacional de productos agroalimentarios de América Latina y el Caribe y la transformación de los sistemas alimentarios

Colaboradores

Frutas y hortalizas

 

La Cumbre sobre los Sistemas Alimentarios de las Naciones Unidas de 2021 abre un importante espacio para poner sobre la mesa el rol que puede jugar el comercio internacional de productos agroalimentarios para impulsar el crecimiento inclusivo, la reducción de la pobreza y fomentar el desarrollo sostenible, tal y como se menciona en el párrafo 68 de la agenda 2030. Es también la oportunidad para resaltar cómo América Latina y el Caribe (ALC) está posicionada para contribuir a la sostenibilidad ambiental y a la seguridad alimentaria regional y global, aportando alimentos inocuos, nutritivos, más asequibles y producidos de manera sostenible. 

El comercio internacional contribuye a la transformación de los sistemas alimentarios, conectándolos entre sí y coadyuvando a que sean más sostenibles. La contribución del comercio agroalimentario internacional se realiza a través de al menos 7 roles o funciones fundamentales:

  1. redistribuye la producción de alimentos, aumentando la cantidad y la calidad de productos en todas las regiones, consolidando así la seguridad alimentaria y nutricional a escala global; 
  2. aumenta la variedad de los alimentos disponibles, expandiendo la frontera de elección de los consumidores y contribuyendo a diversificar sus dietas; 
  3. mejora el acceso económico a los alimentos para las poblaciones más vulnerables, al actuar como estabilizador de precios; 
  4. ayuda a enfrentar el hambre y la malnutrición;
  5. contribuye al consumo de alimentos seguros por medio del uso de estándares sanitarios en la producción interna y en los sistemas de distribución; 
  6. crea oportunidades para mejorar la productividad agrícola y aumentar el ingreso de los agricultores, constituyéndose en un poderoso mecanismo para la difusión de tecnologías y mejores prácticas; asimismo, 
  7. el movimiento de alimentos de las regiones superavitarias a las deficitarias, favorece la asignación eficiente de los recursos globales, incluyendo los naturales, contribuyendo a la mitigación y adaptación a las disrupciones de la oferta ocasionadas por razones climáticas.  

El comercio internacional contribuye a la transformación de los sistemas alimentarios, conectándolos entre sí y coadyuvando a que sean más sostenibles.

En este contexto, sobresale la importancia de la región en el comercio internacional agroalimentario. En efecto, las exportaciones agroalimentarias de ALC representan cerca del 14%   de las exportaciones de productos agroalimentarios del mundo y una cuarta parte de las exportaciones del total de bienes de la región. En ALC se localizan algunos de los principales países productores y exportadores netos de alimentos del mundo, proveedores claves de “despensas”, según lo evidencia el índice de exportaciones netas per cápita de alimentos (Arias, J. Chavarría, H y Salazar, E, 2020).  Entre los exportadores netos destacan  Argentina, Brasil, Chile, Costa Rica, Ecuador Paraguay y Uruguay.  Particularmente por sus aportes a una nutrición sana,  se puede mencionar que ALC exporta una tercera parte de las frutas que produce y una cuarta parte de los vegetales .

Es importante destacar que durante el 2020 las exportaciones agroalimentarias de ALC resistieron más el impacto generado por el COVID-19 que las exportaciones totales de mercancías.  Según datos para un agregado de 17 países de la región, durante el 2020 las exportaciones agroalimentarias registraron un incremento del 2,7%, mientras que las exportaciones totales de mercancías mostraron una caída del 9,1% (Salazar, E y Arias, J, 2021).

A pesar de la importancia del comercio agroalimentario y el rol que cumple a nivel mundial y regional, ALC no está exenta de desafíos: el 86% de las exportaciones agroalimentarias se destina a tan solo tres  mercados : Estados Unidos con un 23%, seguido por Asia oriental con un 19%, donde solo China acapara el 13%, y la Unión Europea con del 18%.  Asimismo, las exportaciones agroalimentarias de la ALC están concentradas en un número limitado de productos ya que el 51% del valor exportado se concentra en 10 productos, mientras el equivalente a nivel mundial es de 29% (CEPAL, FAO e IICA, 2019), y en su mayoría son productos con poco valor agregado

“Durante el 2020 las exportaciones agroalimentarias de ALC resistieron más el impacto generado por el COVID-19 que las exportaciones totales de mercancías: las exportaciones agroalimentarias aumentaron 2,7%, mientras que las exportaciones totales de mercancías mostraron una caída del 9,1%.

Este nivel de concentración del comercio en pocos destinos y productos plantea grandes desafíos para ALC, centrados en la necesidad de diversificar el comercio y cambiar las pautas de producción; pero, a la vez, presenta la oportunidad para incrementar la presencia de ALC en los mercados internacionales, incluido el mercado regional.  Con ello aumenta y se consolida la contribución de ALC al suministro de alimentos para el mundo, saludables, nutritivos, inocuos y producidos bajo una adecuada gestión ambiental, en un contexto de recuperación ante el COVID-19. También ALC está llamada a responder y aprovechar las tendencias de mediano y largo plazo de aumento de la demanda mundial de productos agroalimentarios, como consecuencia del crecimiento de la población;  el aumento de la urbanización;  el incremento en las exigencias de mejores estándares de sanidad, inocuidad y calidad de los productos; el crecimiento de las clases medias con mayor poder adquisitivo; y  la diversificación de las dietas para una mejor nutrición, entre otras tendencias que favorecen al comercio internacional.

Para contribuir a la solución de estos desafíos y para potenciar el rol estratégico del comercio agroalimentario de ALC en el desarrollo y la trasformación de los sistemas alimentarios, los países pueden impulsar una serie de medidas de política comercial entre las que destacan: 

  1. medidas que promuevan la liberalización del comercio, las cuales contribuyen a facilitar el abastecimiento y aumentan la disponibilidad, asequibilidad, y diversidad de alimentos y dietas, a la estabilización de las cantidades y precios en los mercados domésticos e internacionales y a generar opciones de negocios y empleo, 
  2. medidas de facilitación del comercio, que ayuden a mejorar los tiempos de logística, la distribución de alimentos y la transparencia de los mercados, 
  3. medidas sanitarias, fitosanitarias y de calidad respaldadas científicamente y armonizadas internacionalmente, que favorecen una mayor disponibilidad de productos inocuos y mejoran la salud animal y vegetal, 
  4. políticas comerciales en consonancia con los objetivos, las reglas, leyes y acuerdos medioambientales, las cuales pueden promover prácticas sostenibles, el acceso a tecnologías limpias y bienes ecológicos y pueden facilitar el aprovechamiento de nichos de mercados para productos sostenibles.

ALC debe continuar realizando esfuerzos para aprovechar mejor los más de 140 acuerdos comerciales preferenciales (ACP) firmados durante las dos últimas décadas, además de continuar con los procesos de integración comercial regional.

IICA en el comite de agricultura
Reunión del Comité de Agricultura de la OMC

 

Un espacio adicional a la Cumbre de las Naciones Unidas sobre Sistemas Alimentarios  que ALC puede aprovechar para posicionarse e impulsar acuerdos es la Duodécima Conferencia Ministerial (CM12),  que tendrá lugar del 30 de noviembre al 3 de diciembre de 2021 en Ginebra (Suiza). Las medidas de política comercial recomendadas arriba pueden ser reforzadas, si los países participan proactivamente en los debates que se generan en el marco de la CM12, sobre la nueva reforma en el sistema multilateral de comercio con el fin de generar propuestas concretas en los siete temas prioritarios de negociación sobre agricultura:  la ayuda interna, el acceso a los mercados, la competencia de las exportaciones, las restricciones a la exportación, el algodón, la constitución de existencias públicas con fines de seguridad alimentaria y el mecanismo de salvaguardia especial propuesto.  

Otro espacio o área de trabajo se refiere a los esfuerzos que los países de ALC deberían continuar realizando para aprovechar mejor los más de 140 acuerdos comerciales preferenciales (ACP) firmados durante las dos últimas décadas, además de continuar con los procesos de integración comercial regional (CEPAL, FAO e IICA, 2019). 

Finalmente, para que las empresas y organizaciones de productores de pequeña y mediana escala puedan aprovechar las oportunidades comerciales generadas a partir de acuerdos y negociaciones multilaterales y regionales, es recomendable poner especial atención al uso y fortalecimiento de los servicios provistos por  los programas de promoción comercial, entre los que destacan los vinculados a la identificación de oportunidades comerciales, al fortalecimiento de capacidades para exportar de las empresas y organizaciones de productores, incluido el cumplimiento de las normas y requisitos sanitarios y fitosanitarios, así como con la vinculación entre la oferta y la demanda, incluyendo nuevas tecnologías y medios electrónicos (IICA, 2020).


Daniel Rodriguez

Daniel Rodríguez Sáenz, Gerente de Comercio Internacional e Integración Regional del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura  (IICA). Daniel cuenta con una maestría en Administración de Negocios con énfasis en Mercadeo y con una licenciatura en Ingeniería Agronómica con énfasis en Economía Agrícola de la Universidad de Costa Rica. Tiene más de 20 años de experiencia en el área de los agronegocios, específicamente en temas relacionados con cadenas de agrícolas, vinculación de productores a los mercados, gestión empresarial y asociativa y promoción de exportaciones.

Notas: Artículo elaborado a partir del documento “El comercio internacional de productos agroalimentarios de América Latina y el Caribe y la transformación de los sistemas alimentarios. Contribución del IICA a la Cumbre de los Sistemas Alimentarios de las Naciones Unidas, 2021."

Las opiniones expresadas en este blog son responsabilidad del autor y no reflejan necesariamente la opinión del IICA.

Si tiene preguntas o sugerencias de mejora del BlogIICA favor contactar a los editores: Joaquín Arias y Viviana Palmieri.

Referencias

Arias, J; Chavarría, H; Salazar, E. 2020. Vulnerabilidad Alimentaria ante el COVID-19 (en línea, blog). San José, Costa Rica. Consultado 28 abr. 2021.   Disponible en https://blog.iica.int/blog/vulnerabilidad-alimentaria-ante-covid-19  
Salazar, E; Arias, J. 29 mar. 2021. Las exportaciones agroalimentarias de América Latina y el Caribe crecen 2.7% durante primer año de pandemia (en línea, blog). San José, Costa Rica, IICA. Consultado 29 abr. 2021. Disponible en  https://blog.iica.int/blog/las-exportaciones-agroalimentarias-america-latina-caribe-crecen-27-durante-primer-ano-pandemia 

CEPAL (Comisión Económica para Ámerica Latina y el Caribe, Chile); FAO (Food an Agriculture Organization of the United Nations, Italia); IICA (Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura, Costa Rica). 2019. Perspectivas de la agricultura y del desarrollo rural en las Américas: una mirada hacia América Latina y el Caribe 2019-2020 (en línea).  San José, Costa Rica. 144 p. Consultado 28 abr. 2021. Disponible en https://cutt.ly/nz44g0J 

IICA (Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura, Costa Rica). 2020. Promover la fluidez del comercio internacional y la integración regional como un medio para asegurar la seguridad alimentaria y nutricional y acelerar la recuperación de los países miembros del IICA. San José, Costa Rica, IICA. Disponible en https://repositorio.iica.int/handle/11324/11220 
 

Add new comment

Digite su correo electrónico.

Plain text

  • No HTML tags allowed.
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.