Convivir con el COVID-19: Impacto en el Sector Agroalimentario

Colaboradores

Esta es una pandemia que tendremos por largo tiempo a menos que logremos una inmunización a gran escala, como se hizo con la viruela, lo que tomó muchos años.  Hay que destacar que la comunidad científica conoce sobre coronavirus, pero no sabemos cuál será el comportamiento de éste en especial. 

Lo que está claro es que esta pandemia la podremos mitigar y aplanar la curva de contagios, como se está haciendo en la mayoría de los países, pero no la podemos detener. Lo que nos lleva a la pregunta de cuándo y con cuáles resguardos regresaremos a nuestras vidas cotidianas, al trabajo, a las escuelas, a las universidades, a la vida normal. 

Con estos antecedentes, llegamos a la conclusión que tendremos que aprender a vivir con esta pandemia.   

La pandemia trae consecuencias y hay perdedores y ganadores; la realidad, que se observa en la mayoría de los países afectados, es que los ganadores son los servicios médicos y hospitalarios, insumos para la limpieza y desinfección, servicios de TIC, e-commerce, la agricultura, la industria de alimentos y el comercio al detalle. Está claro que las personas dependen de las cadenas de suministro para la nutrición y la alimentación; hablamos de seguridad alimentaria. 

no se ha comprobado que el Covid-19 se transmita por alimentos, pero sí hay un temor generalizado en la sociedad de contraer la enfermedad por contacto con las superficies de empaques y bolsas"

Por otro lado, si bien la salud pública es ahora la máxima prioridad para nuestros países, mantener a la sociedad y la economía en un confinamiento total durante demasiado tiempo tendría consecuencias negativas involuntarias. De hecho, ya se empiezan a ver ciertas situaciones que están impactando la producción primaria y la cadena de diferentes rubros.  

El toque de queda y paro podría significar una disminución de la provisión de alimentos en los países.  Las restricciones de movilizaciones pueden afectar a inmigrantes que trabajaban temporalmente en el sector agropecuario, pero no solo a ellos; estamos viendo también como muchos trabajadores del campo no pueden movilizarse hacia las unidades de producción, empacadoras o industrias de alimentos. En los países ya hay muchas declaraciones de asociaciones de trabajadores e industrias que han comentado de ausentismos que llegan al 40%, muchos debido a las recomendaciones de distanciamiento social que hace más compleja la movilización a los sitios de trabajo. Se puede anticipar una pérdida enorme de productos que no podrán cosecharse si no se resuelve este problema de mano de obra. 

En muchos países latinoamericanos, se presentan restricciones para las exportaciones agrícolas por aire y también marítimas.  Hay problemas vinculados al transporte, que van desde falta de choferes, restricción en los envíos, problemas de puertos y servicios por mar y miles de vuelos cancelados que ponen en estrés a la cadena de suministro de alimentos.  Si bien los detallistas y supermercados en este momento tienen stocks suficientes, se cree que en los próximos meses podrían sufrir dificultades para el abastecimiento de alimentos.  

A lo anterior debemos sumar la realidad, y percepción generalizada, de la debilidad de los sistemas nacionales de salud pública.  En el caso del sector agroalimentario, las presiones empiezan a darse por la higiene del personal que manipula alimentos y por las prácticas y medidas que garanticen inocuidad.  Es importante recalcar que no se ha comprobado que el Covid-19 se transmita por alimentos, pero sí es cierto que hay un temor generalizado en la sociedad de contraer la enfermedad por contacto con las superficies de empaques, bolsas, o cualquier artículo que puede contener partículas de secreciones de personas enfermas

Algunos países empiezan a tomar medidas de orden regional. En el caso de los países miembros del Consejo Agropecuario del Sur (CAS) que son Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay, Bolivia y Chile, donde participó como invitado Perú, anunciaron una estrategia sanitaria para el trasporte de alimentos que abarca el monitoreo de la salud de choferes y manipuladores de alimentos, así como las prácticas de higiene que garanticen inocuidad (ver blog de respuestas de los países al COVID-19). 

Promotores, agroexportadores y mercados mayoristas están diseñando programas de evaluación para sus sistemas de gestión de la calidad e inocuidad que refuercen la confianza en los mercados y clientes de la calidad e inocuidad de sus productos (ver caso del Mercado Central de Buenos Aires).  

"Si bien los detallistas y supermercados en este momento tienen stocks suficientes, se cree que en los próximos meses podrían darse situaciones de desabastecimiento de alimentos"  

En Ecuador, por ejemplo, se está impulsando la comercialización de canastas alimentarias que son preparadas directamente por los agricultores y que se ponen a disposición del público en general, de acuerdo al Ministerio de Agricultura del Ecuador. Agrocalidad, que es la agencia de control sanitario y fitosanitario del país, dice que se están tomando todas las medidas para garantizar la inocuidad de estos productos. 

Entre las recomendaciones generales podemos decir: primero, que las medidas futuras deben diseñarse y prepararse de tal manera que garanticen una buena atención médica y se mantengan durante los períodos de tiempo necesarios; segundo, que la planificación de una transición debe comenzar de inmediato con la elaboración de políticas de estado, la administración y gestión de la crisis, y la interacción del sector privado, las empresas y otras organizaciones y actores de la sociedad civil. Específicamente,  

  • Los países deberían crear un grupo de trabajo nacional de expertos y representantes públicos que haga recomendaciones sobre cómo aliviar las restricciones en el trabajo y la vida pública, y cuándo deberían las industrias reiniciar la producción.  

  • Desde el punto de vista del sistema sanitario de los países, es necesario entender que el COVID-19 es una enfermedad zoonótica, por lo que debemos evaluar el estado de los sistemas sanitarios -que incluye la salud pública, salud animal y vegetal-, para ver su capacidad de responder a emergencias sanitarias, vigilancia epidemiológica, capacidad analítica, entre otros. 

  • Esto implica fundamentalmente fortalecer los mecanismos de análisis de riegos sanitarios que permitan una correcta evaluación de los problemas, su adecuada gestión y una correcta estrategia de comunicación de riesgos. Y finalmente es necesario 

  • establecer estrategias con los gremios, sector privado, y autoridades seccionales en los países para establecer un mecanismo de capacitación y reforzamiento de higiene personal y de los alimentos que garantice su adecuado manejo y gestión para la inocuidad de los alimentos a lo largo de la cadena y haciendo énfasis en los servicios de entrega a domicilio. 

 

Jaime Flores Ponce es Consultor internacional en Sanidad Agropecuaria e Inocuidad de Alimentos. Actualmente se desempeña como Asesor Principal de la Compañía Inspectora y Certificación CALIVERIF y como Coordinador de la Red Latinoamérica de Servicios de Extensión Rural (RELASER) Capítulo Ecuador; fue Representante de la oficina del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) en Chile y Venezuela; 

 

Nota: Las opiniones expresadas en este Blog son responsabilidad del autor y no necesariamente reflejan la opinión del IICA. 

Blog comments

Jaime Flores Ponce
Sat, 04/18/2020 - 08:32

En mi artículo omití involuntariamente aclarar que se presume que el Covid19 es zoonótica, hace falta mucha más información para llegar a esa conclusión

Edgar Manuel Aulestia Guerrero
Thu, 04/23/2020 - 12:50

In reply to by Anonymous (not verified)

Estimado Jaime, exclusivamente, hago énfasis sobre el comentario donde mencionas que el Covid-19 es zoonótico; no obstante, me parece muy ético que hayas aclarado en comentarios que fue un error involuntario, ya que según la OIE, no existe, hasta el momento, pruebas suficientes de aquello.

Comparto información importante sobre este tema desde la OIE hacia ustedes: https://www.oie.int/es/nuestra-experiencia-cientifica/informaciones-esp…

Por lo demás, un excelente post.. ¡Felicidades!

Saludos
Edgar

Eduardo González Tejada
Sat, 04/18/2020 - 09:59

Este artículo es muy interesante, ha sido formulado con un lenguaje absolutamente práctico y podría decir didáctico. Enfoca desde la perspectiva agrícola un problema crucial al momento para la humanidad y brinda desde el punto de vista técnico una perspectiva de los que nos tocará vivir, si DIOS lo permite, en los próximos años.
Saludos desde Guaranda Ecuador

Wilson Montoya Navarro
Sat, 04/18/2020 - 10:15

Excelente Artículo, con especialidad, documentación, investigación y criterio humano-tecnologico versatil y actualizado. FELICITACIONES JAIME. ESTE ES UN GRAN APORTE PARA EL MOMENTO ACTUAL Y FUTURO QUE NOS TOCARA VIVIR.

Roberto Castro Guerrero
Sat, 04/18/2020 - 16:54

FELICITACIONES POR ESTE GRAN ARTÍCULO QUE APORTA CRITERIOS CON BASES TÉCNICOS, DEBERÍA SER CONSIDERADO POR EL GOBIERNO DESORIENTADO

Roberto Castro Guerrero
Sat, 04/18/2020 - 17:00

FELICIDADES ESTIMADO JAIME, SU APORTACIÓN ES OPORTUNA E IMPORTANTE PARA ESTE GOBIERNO CON FALENCIAS EN POLÍTICAS PÚBLICAS

Add new comment

Digite su correo electrónico.

Plain text

  • No HTML tags allowed.
  • Lines and paragraphs break automatically.
  • Web page addresses and email addresses turn into links automatically.
CAPTCHA
This question is for testing whether or not you are a human visitor and to prevent automated spam submissions.